sábado, 8 de junio de 2013

Revolución turca

Los indignados de Estambul

La Flecha, 7 jun (PeriodismoCiudadano.com).- What Is Happening In
Istanbul es el nombre del sitio web creado por un grupo de activistas
indignados frente al silencio y la parcialidad de ciertos medios de
comunicación a la hora de informar de las revueltas en Turquía.

Este grupo de activistas se pone en marcha en respuesta a la
desproporcionada respuesta policial contra la población civil que
protestaba de forma pacífica en el parque Gezi. Desde el inicio de las
manifestaciones el 30 de mayo, las protestas se han extendido desde
Estambul a Ankara, Esmirna, Adana, Eskişehir, Samsun, Konya y Mersin
entre otras ciudades, reivindicando el derecho a elegir lo que se hace
con su ciudad así como la dimisión del primer ministro Recep Tayyip
Erdogan.

La web tiene como objetivo ofrecer información veraz a una audiencia
internacional, facilitando así el flujo de información durante el
proceso de resistencia. En su web nos hablan de la difícil situación
vivida tras el estallido de las protestas y de la importancia de las
redes sociales como principal fuente de información y movilización
social:

En esta ola de protestas sin precedentes repartidas en Turquía, hubo
un apagón informativo oficial a través de los medios de comunicación.
La censura de los medios de comunicación turcos han aumentado
considerablemente en los últimos años. Según el informe de Reporteros
Sin Fronteras 2012, Turquía se ha convertido en "la mayor cárcel del
mundo para periodistas." Los manifestantes se han movilizado sin
embargo, principalmente a través de los medios sociales.

La importancia del papel que están jugando las redes sociales se pone
de manifiesto frente a la represión y críticas que están sufriendo,
especialmente Twitter. El País informa de la detención de 24 tuiteros
y de la persecución de otros 14:

La policía turca ha detenido a 24 personas en Esmirna por difundir a
través de Twitter mensajes que "incitaban a causar disturbios", según
informa el diario turco Hurriyet. Las autoridades buscan a otras 14
personas por el mismo motivo.

Recientemente las declaraciones del primer ministro contra Twitter
llegaban hasta The New York Times afirmando:

Ahora tenemos una amenaza que se llama Twitter. Los mejores ejemplos
de mentiras se pueden encontrar allí. Para mí, los medios sociales son
la peor amenaza para la sociedad.

En cualquier caso y tal y como destacan ellos mismos, estas protestas
son un fenómeno "único e histórico", no sólo porque cada vez se suman
más personas a este movimiento "sino también porque representa la
esperanza para un movimiento popular genuino más allá de las facciones
políticas habituales."

El sitio tiene también su versión en turco, Istanbuldaneoluyor.com,
así como sus cuentas en Twitter @istanbuldaneler y @occupygezinews.

Esta web coordina la información recibida a través de Twitter con la
etiqueta #Occupygezi. En la actualidad hacen un llamamiento a la
solidaridad internacional los próximos días 8 y 9 de junio, es decir
este fin de semana, para apoyar el movimiento ciudadano que recorre el
país.

Según nos cuentan en Bianet, otro de los principios fundamentales del
sitio es publicar unicamente noticias actualizadas y confirmadas:

La página web se abstiene de publicar información antes de confirmarla
con testigos oculares y sólo publica información de primera mano como
principio.

En uno de los artículos que encontramos en la web se hacen eco de la
información publicada por Bianet en donde destacan el importante papel
que están jugando las redes sociales y el periodismo ciudadano en
estas protestas:

Los medios de comunicación social han jugado un papel importante en
términos de llenar el vacío, y se han convertido en una plataforma de
periodismo ciudadano.

http://www.laflecha.net/canales/comunicacion/noticias/los-indignados-de-estambul
==================================================================


Redes sociales en Turquía

Las redes sociales se convierten en principal
fuente de información de las revueltas en Turquía


#Occupygezi. 6 jun (PeriodismoCiudadano.com).- Las protestas en Turquía contra el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, y la violenta represión policial contra los manifestantes, vuelve a poner de relieve el destacado papel que las redes sociales y periodistas ciudadanos están jugando en la construcción del relato de lo que está sucediendo en el país.

Las críticas hacia la filial turca de la CNN, CNN-Turk, se acumulan a través de distintos medios. Mientras ayer os informábamos de cómo desde Anonymous criticaban la ausencia de este canal en la retransmisión de los disturbios del fin de semana en Estambul, desde Daily Dot hacían lo mismo al señalar cómo la cadena emitía un documental sobre pingüinos en lugar de informar sobre las protestas.

El parque Gezi y la plaza de Taksim de Estambul, se han convertido en el epicentro de las protestas que comenzaron de forma pacífica para manifestar el descontento de la población por la construcción de un centro comercial en el parque Gezi, uno de los principales pulmones de una ciudad. "En Estambul solo el 1,5% de la tierra está dedicada a espacios verdes públicos, de los cuales nueve hectáreas" se encuentran en dicho parque.

Mashallah News se ha convertido en un medio de referencia para informarse de lo sucedido. Puedes seguirles en Twitter en @mashallahnews o a través de la etiqueta #Occupygezi.

En su blog informan puntualmente de las protestas solicitando la colaboración ciudadana para recopilar todo tipo de documentos sobre las revueltas. Puedes ver vídeos en directo aquí del parque Gezi en Taksim. Aquí hay otra retransmisión en directo del 1 de junio. Puedes consultar la lista de Twitter que están elaborando con gente twitteando en Inglés sobre #Occupygezi.

Twitter está jugando un papel fundamental en la retransmisión de lo sucedido en tiempo real. Un ejemplo de ello lo encontramos en Slate en donde destacan como el primer ministro turco culpa a Twitter de los disturbios, calificando esta red social como: "la peor amenaza para la sociedad". Las palabras del primer ministro llegaban hasta The New York Times en donde trasladan las declaraciones de Erdogan afirmando:

Ahora tenemos una amenaza que se llama Twitter. Los mejores ejemplos de mentiras se pueden encontrar allí. Para mí, los medios sociales son la peor amenaza para la sociedad.

También a través de Twitter accedemos a una recopilación de fotos de lo sucedido y a un listado de las etiquetas más destacadas entre las que se incluyen: #Occupygezi #OccupyTaksim #Occupyistanbul #direngeziparkı.

http://www.laflecha.net/canales/comunicacion/noticias/las-redes-sociales-se-convierten-en-principal-fuente-de-informacion-de-las-revueltas-en-turquia-occupygezi

Camino al desastre

Artículo de opinión

La humanidad en peligro,
va camino al desastre


Al borde de la destrucción (o cómo
destruir el planeta sin apenas esfuerzo)


Noam Chomsky, 8 jun (TomDispatch.com).- ¿Qué nos deparará el futuro? Para escrutarlo, una posibilidad sería observar a la especie humana desde fuera. Por tanto, imagínense que son observadores extraterrestres que están tratando de averiguar qué está sucediendo aquí o, si vamos al caso, imagínense que dentro de cien años son historiadores –asumiendo que haya algún historiador dentro de cien años, lo que no resulta tan obvio- y que están mirando hacia atrás, a lo que está sucediendo hoy en día. Verían algo totalmente increíble.

Por primera vez en la historia de la especie humana, hemos desarrollado claramente la capacidad de destruirnos a nosotros mismos. Y así llevamos desde 1945. Es ahora cuando al fin se está reconociendo que hay procesos a más largo plazo, como la destrucción medioambiental, que van en esa misma dirección; quizá no de la destrucción total pero sí al menos hacia la destrucción de la posibilidad de una existencia decente.

Y hay otros peligros, como las pandemias, que tienen que ver con la globalización e interacciones. Por tanto, hay procesos e instituciones aplicándose a tal fin, como los sistemas de armas nucleares, que podrían provocar un inmenso desastre o incluso poner fin a una existencia organizada.

Cómo destruir un planeta sin apenas esfuerzo

La pregunta es: ¿Qué está haciendo la gente frente a esta situación? Nada de todo esto es secreto. Todo aparece perfectamente claro. En realidad, hay que hacer esfuerzos para no verlo.

Ha habido todo un abanico de reacciones. Están los que trabajan resueltamente intentando hacer algo frente a esas amenazas, mientras que otros se esfuerzan en intensificarlas. Si Vds. pudieran ver quiénes son, los futuros historiadores u observadores extraterrestres percibirían algo muy extraño. Tratando de mitigar o superar esas amenazas tenemos a las sociedades menos desarrolladas, a las poblaciones indígenas, o a lo que queda de ellas, las sociedades tribales y aborígenes del Canadá. No hablan de guerra nuclear sino de desastre medioambiental y están realmente intentando hacer algo.

De hecho, por todo el mundo –Australia, India, Sudamérica-, hay batallas emprendidas y, en ocasiones, guerras. En la India, hay una guerra importante respecto a la destrucción medioambiental directa, con las sociedades tribales intentando resistirse a las operaciones de extracción de recursos que están causando daños inmensos en las comunidades locales, pero también respecto a sus consecuencias generales. En sociedades donde las poblaciones indígenas tienen influencia, muchos están adoptando una posición firme. El país que muestra la posición más firme respecto al calentamiento global es Bolivia, que tiene una mayoría indígena y mandatos constitucionales que protegen “los derechos de la naturaleza”. Ecuador, que también tiene una gran población indígena, es el único exportador de petróleo que conozco donde el gobierno está buscando apoyos que le ayuden a mantener ese petróleo en la tierra, en vez de producirlo y exportarlo, y es en la tierra donde debería estar.

El Presidente venezolano Hugo Chavez, que murió recientemente y fue objeto de burlas, insultos y odio en todo el mundo occidental, asistió hace pocos años a una sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en la que suscitó todo tipo de mofas por llamar diablo a George W. Bush. Pero también ofreció un discurso que resultó muy interesante. Ya sabemos que Venezuela es un importante productor de petróleo. Prácticamente, el petróleo supone todo su PIB. En aquel discurso, advertía de los peligros del uso excesivo de combustibles fósiles e instaba a unirse a los países productores y consumidores s fin de encontrar vías que redujeran el uso de dichos combustibles. Resultaba sorprendente que ese discurso surgiera de un productor de petróleo. Pero, ya saben, él era en parte indio, de origen indígena. A diferencia de las cosas divertidas que hizo, no se informó nunca de este aspecto de su intervención ante la ONU.

Así pues, por un extremo tienen las sociedades indígenas tribales intentando detener la carrera al desastre. En el otro extremo, las sociedades más poderosas y ricas de la historia del mundo, como Estados Unidos y Canadá, inmersas en una veloz carrera para destruir el medioambiente lo más rápidamente posible. A diferencia de Ecuador y de las sociedades indígenas por todo el mundo, quieren extraer de la tierra hasta la última gota de los hidrocarbonos y a la máxima velocidad posible.

Los dos partidos políticos estadounidenses, el Presidente Obama, los medios y la prensa internacional parecen esperar con gran entusiasmo eso que llaman “un siglo de independencia energética” para EEUU. La independencia energética es un concepto que casi no tiene sentido, pero dejemos eso ahora a un lado. Lo que están queriendo decir es esto: Tendremos un siglo en el que vamos a maximizar el uso de combustibles fósiles y contribuir cuanto podamos a la destrucción del planeta.

E igual pasa por casi todas partes. Es cierto que en lo que se refiere al desarrollo de las alternativas energéticas, Europa está intentando hacer algo. Mientras tanto, EEUU, el país más rico y poderoso en la historia del mundo, es la única nación entre las cien más importantes que no tiene una política nacional para restringir el uso de combustibles fósiles, que ni siquiera tiene objetivos de energía renovable. Y no es porque su población no quiera. Los estadounidenses están muy cerca de la media internacional en su preocupación por el calentamiento global. Son sus estructuras institucionales las que bloquean el cambio. Los intereses empresariales no quieren y tienen un poder casi absoluto a la hora de determinar las políticas, por lo que, en un montón de cuestiones, incluida ésta, hay una enorme brecha entre lo que quiere la opinión pública y lo que los políticos hacen.

Por tanto, eso es lo que el futuro historiador –si es que queda alguno- vería. Podría también leer las revistas científicas actuales. Casi cada una de las que abra contendrá una predicción más terrible que la anterior.

“El momento más peligroso en la historia”

La otra cuestión es la guerra nuclear. Somos conscientes desde hace bastante tiempo de que si una gran potencia lanza un primer ataque, incluso aunque no haya represalias, lo más probable es que la civilización acabara desapareciendo tan sólo por las consecuencias que sobrevendrían del invierno nuclear. Pueden leer sobre ello en el Bulletin of Atomic Scientists. Lo entenderán bien. El peligro ha sido siempre mucho más grave de lo que pensábamos.

Acaba de pasar el 50º aniversario de la Crisis de los Misiles de Cuba, que el historiador Arthur Schlesinger, asesor del Presidente John F. Kennedy, denominó como el “momento más peligroso en la historia”. Y lo fue. Nos salvamos por los pelos y tampoco fue ésa la única vez. Sin embargo, de alguna manera, el aspecto más negativo de todos esos nefastos sucesos es que no se aprenden las lecciones.

Se ha adornado mucho lo acaecido en la Crisis de los Misiles de octubre de 1962 para que parezca que abundaron los actos de coraje y reflexión. La verdad es que todo el episodio fue cosa de locos. Hubo un punto, cuando la crisis estaba alcanzando su momento álgido, en que el Premier soviético Nikita Kruschev escribió a Kennedy ofreciéndole solucionarla a través de un comunicado público informando de la retirada de los misiles rusos de Cuba y de los estadounidenses de Turquía. En realidad, Kennedy ni siquiera sabía en aquel momento que EEUU tuviera misiles en Turquía. Iban a retirarlos de todas formas porque iban a sustituirlos con los submarinos nucleares Polaris, mucho más letales e invulnerables.

Así pues, la oferta fue ésa. Kennedy y sus asesores la consideraron y la rechazaron. En aquella época, el mismo Kennedy valoraba las probabilidades de una guerra nuclear entre un tercio y la mitad. Por tanto, estaba dispuesto a aceptar un riesgo muy alto de destrucción masiva a fin de establecer el principio de que nosotros –y sólo nosotros- tenemos derecho a disponer de misiles de ataque más allá de nuestras fronteras, donde se nos antoje, no importa el riesgo que supongan para otros, o para nosotros mismos si las cosas se salen de madre. Tenemos ese derecho, nadie más.

Sin embargo, Kennedy aceptó un acuerdo secreto para retirar los misiles que EEUU estaba ya retirando, aunque nunca se hizo público. Es decir, Kruschev tenía que retirar abiertamente los misiles rusos mientras que EEUU retiraba secretamente los suyos, que se habían quedado obsoletos; por tanto, había que humillar a Kruschev pero Kennedy tenía que mantener su imagen de macho. Fue muy alabado por esto: valor y sangre fría bajo la amenaza, etc. El horror de sus decisiones no llegó siquiera a mencionarse, intenten encontrarlo en los archivos…

Y por añadir algo más, un par de meses antes de que estallara la crisis, EEUU había enviado misiles con ojivas nucleares a Okinawa. Misiles que estuvieron apuntando hacia China durante un período de gran tensión regional.

Bien, ¿y a quién le importa? Tenemos derecho a hacer lo que se nos antoje en cualquier lugar del mundo. Esa fue una de las lecciones funestas de esa época, pero irían llegando más.

Diez años después, en 1973, el Secretario de Estado Henry Kissinger emitió una alerta nuclear de alto nivel. Fue su forma de advertir a los rusos que no interfirieran en la guerra árabe-israelí en marcha y, especialmente, que no interfieran una vez que informó a los israelíes de que podían violar el alto el fuego que EEUU y Rusia acababan de acordar. Afortunadamente, no sucedió nada.

Diez años más tarde, el Presidente Ronald Reagan llegaba al poder. Poco después de que pusiera un pie en la Casa Blanca, él y sus asesores hicieron que la Fuerza Aérea empezara a penetrar en el espacio aéreo ruso para obtener información acerca de los sistemas de alerta rusos, la denominada Operación Able Archer [Arquero Capaz]. Se trataba esencialmente de ataques simulados. Los rusos se sentían inseguros, algunas autoridades de alto nivel temían que ese fuera un paso hacia un primer ataque real. Por fortuna no reaccionaron, aunque estuvieron a punto. Y todo sigue igual.

¿Qué hacer con las crisis nucleares iraní y norcoreana?

Por el momento, la cuestión nuclear, en los casos de Corea el Norte e Irán, sigue ocupando regularmente las primeras páginas de los medios. Pero hay vías para poder abordar estas crisis actuales. Quizá no funcionen pero al menos hay que intentarlo. Sin embargo, no se están teniendo en cuenta, ni siquiera se informa de ellas.

Cojamos el caso de Irán, que es considerado en Occidente –no en el mundo árabe, no en Asia- como la amenaza más grave para la paz mundial. Es una obsesión occidental y es interesante investigar las razones de ello, no obstante, dejémoslo a un lado por el momento. ¿Hay alguna vía para abordar esa supuesta amenaza tan grave para la paz mundial? En realidad hay muchas. Hay una vía, muy sensata, que se propuso hace un par de meses en una reunión de Países No Alineados en Teherán. De hecho, estaban sólo reiterando una propuesta que tiene varias décadas de existencia y que especialmente impulsada por Egipto y aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La propuesta consiste en avanzar hacia el establecimiento de una zona libre de armas nucleares en la región. Esa no sería la respuesta a todo, pero sería un paso adelante muy significativo. Y hay otras maneras de proceder. Bajo los auspicios de la ONU, debería haberse celebrado en Finlandia el pasado mes de diciembre una conferencia internacional para intentar poner en marcha una serie de planes que desarrollaran esa propuesta. ¿Qué fue lo que sucedió?

No lo habrán podido leer en los periódicos, porque no se informó de nada, sólo en algunas revistas especializadas. A primeros de noviembre, Irán manifestó su acuerdo en asistir a la reunión. Un par de días más tarde, Obama canceló la reunión, diciendo que no era el momento adecuado. El Parlamento Europeo emitió un comunicado pidiendo que se mantuviera, al igual que los Estados árabes. No se consiguió nada. Así pues, impongamos sanciones cada vez más duras contra la población iraní –que ni rozan al régimen- y después ¡a la guerra! ¿Quién sabe qué sucederá?

La misma historia tiene lugar en Asia Nororiental. Puede que Corea del Norte sea el país más loco del mundo. Sin duda que es un buen competidor al título. Pero sí tiene sentido intentar averiguar qué hay en la mente de la gente cuando actúa de forma loca. ¿Por qué se comportan así? Tan sólo pongámonos un poco en su situación. Imaginen lo que significó en los años de la Guerra de Corea, en los primeros años de la década que se inició en 1950, que tu propio país acabara totalmente arrasado, totalmente destruido por una inmensa superpotencia, que además se regodeaba en lo que estaba haciendo. Imaginen la huella que eso deja atrás.

Tengan en cuenta que es probable que los líderes de Corea del Norte leyeran las revistas militares públicas de la época de esa superpotencia que explicaban que, una vez arrasado todo en Corea del Norte, se envió a la fuerza aérea para destruir las presas norcoreanas, presas inmensas que controlaban el suministro de agua; y se hizo a propósito, un crimen de guerra por el que se colgó a gente en Nuremberg. Y esas revistas oficiales hablaban con excitación de lo maravilloso que era ver cómo el agua se desperdiciaba inundando los valles mientras los asiáticos corrían a la desesperada tratando de sobrevivir. Las revistas se mostraban exultantes de lo que eso significó para aquellos “asiáticos”, horrores que escapan a cualquier imaginación. Significó la destrucción de sus cosechas de arroz, lo que a su vez impuso hambruna y muerte. ¡Cuánta gloria! No ha quedado en nuestra memoria, pero sí en su memoria.

Volvamos al presente. Hay una interesante historia reciente. En 1993, Israel y Corea del Norte se estaban acercando a un acuerdo por el cual Corea del Norte dejaría de enviar misiles o tecnología militar a Oriente Medio e Israel reconocería a aquel país. El Presidente Clinton intervino y lo bloqueó. Poco después, en represalia, Corea del Norte llevaba a cabo una prueba nuclear de importancia menor. EEUU y Corea del Norte llegaron entonces, en 1994, a un marco de acuerdo que detuvo sus desarrollos nucleares y que fue más o menos cumplido por ambas partes. Cuando George W. Bush llegó al poder, es posible que Corea del Norte tuviera un arma nuclear y se pudo comprobar que no estaba produciendo más.

Bush lanzó inmediatamente su militarismo agresivo, amenazando a Corea del Norte –“el eje del mal” y tal y tal-, por lo que este país se puso de nuevo a trabajar en su programa nuclear. Cuando Bush dejó el cargo, tenían de ocho a diez armas nucleares y un sistema de misiles, otro gran logro neocon. Entre medias, sucedieron otras cosas. En 2005, EEUU y Corea del Norte llegaron finalmente a un acuerdo por el cual este último país tenía que acabar con todas las armas nucleares y desarrollo de misiles. A cambio, Occidente, pero sobre todo EEUU, tenía que proporcionar un reactor de agua ligera para sus necesidades médicas y poner fin a las declaraciones agresivas. A continuación, firmarían un pacto de no agresión e intentarían llegar a un acuerdo razonable.

Todo era muy prometedor, pero Bush se puso a dinamitarlo casi de inmediato. Retiró la oferta del reactor de agua ligera e inició programas para obligar a los bancos a que dejaran de realizar transacciones norcoreanas, incluso las que eran totalmente legales. Los norcoreanos reaccionaron recuperando su programa de armas nucleares. Y todo esto es lo que viene sucediendo.

Es bien conocido. Pueden leerlo directamente en la principal corriente de la erudición estadounidense. Lo que dicen es lo siguiente: es un régimen muy loco, pero sucede que está siguiendo la política del talión. Vosotros hacéis un gesto hostil y nosotros respondemos con algún gesto loco de los nuestros. Vosotros hacéis un gesto de acercamiento y nosotros os respondemos de la misma manera.

Por ejemplo, se han llevado a cabo hace poco maniobras militares entre EEUU y Corea del Sur en la península de Corea que, desde el punto de vista de Corea del Norte, tenían una intención intimidatoria. Nosotros pensaríamos también que esas maniobras son amenazantes si se produjeran en Canadá y nos tuvieran en el punto de mira. En el curso de las mismas, los bombarderos más avanzados de la historia, los Stealth B-2 y los B-52, llevaron a cabo ataques simulados de bombardeo contra las fronteras de Corea del Norte.

Sin duda, esto activa las alarmas del pasado. Ellos recuerdan bien ese pasado, por eso están reaccionando de una forma muy agresiva y extrema. Y Occidente piensa que todo eso no es más que una demostración de lo locos y horribles que son los dirigentes norcoreanos. Lo son. Pero esa no es toda la historia, y así es cómo el mundo viene funcionando.

Y no es precisamente que no haya alternativas. Las hay, pero no se están teniendo en cuenta. Y eso es peligroso. Por tanto, si se preguntan qué aspecto tendrá el planeta, no van a contemplar un cuadro muy agradable. A menos que la gente haga algo. Siempre podemos hacer algo.

[Nota: Este ensayo se ha adaptado (con la ayuda de Noam Chomsky) de una entrevista por video realizada en la página web WHAT, dedicada al integrar los conocimientos de diferentes campos con el objetivo de fomentar el equilibrio entre lo individual, la sociedad y el medio ambiente.]

Noam Chomsky es profesor emérito en el Departamento de Lingüística y Filosofía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés). Es colaborador habitual de TomDispatch y autor de numerosas obras de análisis político, entre ellas “Hopes and Prospects” y “Making the Future”. El pasado enero publicó en Metropolitan Books, junto con David Barsamian: “Power Systems: Conversations on Global Democratic Uprisings and The New Challenges to U.E. Empire”.

(Traducido del inglés por Sinfo Fernández)
http://www.tomdispatch.com/post/175707/tomgram%3A_noam_chomsky%2C_the_eve_of_destruction/#more

Antioxidantes

Los antioxidantes no retrasan
el inevitable envejecimiento


No hay evidencia genética de que aumentar las defensas
antioxidantes del organismo retrase el envejecimiento


Madrid,7 jun (Europa Press).- A menudo, el hecho de que envejecemos se aborda con frivolidad. Lo dice Manuel Serrano, investigador del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). "No se trata de no tener arrugas ni de vivir cien años a cualquier coste, sino de prolongar la vida sin enfermedad", aclara.

Serrano es uno de los científicos españoles que ha colaborado en un estudio europeo que ha definido por primera vez todos los indicadores moleculares del envejecimiento de los mamíferos. El propósito ha sido "combatir algunos mitos" y ayudar a combatir el cáncer y otras enfermedades cada vez más prevalentes.

En el trabajo han participado también la directora del CNIO, María Blasco; el investigador de la Universidad de Oviedo Carlos López-Otín; Linda Partridge, del Instituto Max Planck para la Biología del Envejecimiento (Alemania), y Guido Kroemer, de la Universidad París Descartes (Francia).

Con el tiempo y en exceso, los antioxidantes pueden ser patológicosUno de esos mitos a los que se refieren es el de los "milagrosos" antioxidantes. Al respecto, los autores son "contundentes" y aseguran que no hay evidencia genética de que aumentar las defensas antioxidantes retrase el envejecimiento.

"Si es cierto que ante la escasez de nutrientes el organismo pone en marcha estrategias protectoras –presumiblemente, la razón de que la restricción calórica parezca dar resultado– con el tiempo y en exceso, pueden ser patológicas", afirman.

Todo apunta, según los expertos, a que la realidad es más compleja que simplemente tomar antioxidantes y dejar de comer para vivir más. Sobre esto, sugieren que los radicales libres pueden ser dañinos en grandes cantidades, pero su presencia también desencadena una respuesta protectora.

Saber por qué envejecemos para luchar contra el cáncer

Los científicos coinciden en que entendiendo y combatiendo el envejecimiento se lucha también contra el cáncer y las demás enfermedades de mayor incidencia en el mundo desarrollado, ya que éste resulta de la acumulación de daño en el ADN a lo largo de la vida, y ese proceso es lo que origina el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y las neurodegenerativas, como el alzhéimer.

Identificar los marcadores del envejecimiento ayudará a encontrar la causa del cáncer"El envejecimiento es la causa de las enfermedades que ocurren cuando nos hacemos mayores", explica Blasco, quien asegura que "identificar los marcadores moleculares del envejecimiento ayudará a encontrar la causa de otras enfermedades, como el cáncer".

El trabajo define nueve indicadores moleculares del envejecimiento y distingue entre indicadores primarios (según la causa desencadenante), los que conforman la respuesta del organismo a esas causas, y los fallos funcionales resultantes.

Dentro de las causas primarias del envejecimiento estarían la inestabilidad genómica, el acortamiento de los telómeros, las alteraciones epigenéticas y la pérdida de la proteostasis.

No podemos aspirar a la inmortalidad, sino a que la vida sea un poco mejor para todosLas respuestas del organismo a las causas desencadenantes son mecanismos que intentan corregir los daños pero que, si se cronifican o exacerban, también se vuelven dañinos. Sucede con el llamado daño oxidativo, relacionado con los famosos radicales libres, y los mecanismos derivados del metabolismo, relacionados a su vez con las evidencias todavía no confirmadas en humanos de que la restricción calórica prolonga la vida.

Los autores coinciden en que uno de los retos principales ahora es entender las conexiones entre todos ellos e investigar la forma de controlar estos procesos. De hecho, en el trabajo repasan las dianas terapéuticas ya identificadas, y proponen soluciones para frenar el envejecimiento.

Una de las estrategias terapéuticas ya probadas en ratones, con éxito, es evitar el acortamiento de los telómeros, un proceso que "se puede frenar e incluso revertir en ratones", afirma Blasco, que trabaja en este área de investigación.

Lopez-Otín destaca que las oportunidades de extender la longevidad en un futuro más o menos próximo son muy diversas. Pero "no podemos aspirar a la inmortalidad, sino a la posibilidad de que la vida sea un poco mejor para todos", reconoce este experto.

http://www.20minutos.es/noticia/1837272/0/antioxidantes/retrasar-envejecimiento/claves/

Polvo de estrellas

Una lluvia de estrellas Dracónidas dejó una
tonelada de material en la Tierra en 2.011


Es material procedente del cometa Giacobini-Zinner

Cada 6,6 años circula por el Sistema Solar interior


El resultado es una lluvia de estrellas Dracónidas que golpean la atmósfera

7 jun (Rtve).- Entre el 8 y 9 de octubre de 2011se produjo una de las lluvias de estrellas fugaces más intensas de la última década, en la que se registró la actividad de algo más de 400 meteoros por hora. En esos días, el cometa 21P/Giacobini-Zinner dejó cerca de una tonelada de material en la atmósfera, según ha demostrado un trabajo liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Cada 6,6 años, el cometa Giacobini-Zinner circula por el sistema solar interior y pasa por el perihelio, el punto más cercano al Sol de su órbita. En ese momento, el cometa sublima los hielos y eyecta gran cantidad de partículas que se distribuyen en filamentos, según recoge el CSIC en un comunicado.

De ellas, las más antiguas han formado un enjambre que la Tierra transita cada año a principios de octubre. El resultado es una lluvia de estrellas Dracónidas -los meteoros de este cometa provienen de la constelación boreal Draco-, que golpean la atmósfera terrestre a unos 75.000 kilómetros por hora, una velocidad relativamente lenta comparada con otros enjambres meteóricos.

“Cuando un cometa se aproxima al Sol sublima parte de sus hielos superficiales y la presión del gas impulsa infinidad de partículas que adoptan órbitas alrededor del Sol y forman auténticos enjambres. El estudio demuestra que la tarde-noche del 8 al 9 de octubre de 2011 la Tierra interceptó tres densos husos de partículas dejadas por el cometa a su paso por el perihelio”, explica el investigador del CSIC en el Instituto de Ciencias del Espacio, Josep Maria Trigo.

Órbitas de 20 meteoros y composición

Los investigadores, que publican sus resultados en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, han obtenido las órbitas en el sistema solar de una veintena de meteoros y, de ese modo, han corroborado el origen en ese cometa periódico de las partículas que produjeron el estallido.

Para ello han contado con 25 estaciones de vídeo-detección operadas por la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos y con la colaboración de astrónomos aficionados.

Dos de esos filamentos de meteoroides, que ya habían sido predichos teóricamente, han sido identificados por los científicos con los dejados por el cometa en 1874, 1894 y 1900. Sin embargo, los científicos han constatado que hubo otra región densa interceptada por la Tierra que no había sido predicha y que supone un nuevo reto para los modelos teóricos.

En un segundo artículo, los investigadores analizan la composición química de seis bólidos de ese enjambre del cometa registrados durante el estallido. “Uno de ellos, con una masa inicial de seis kilogramos y casi medio metro de diámetro, llamado 'Lebrija' en honor a la ciudad andaluza que sobrevoló, llegó a rivalizar con la luminosidad de la Luna aquella noche”, asegura José María Madiedo, investigador de la Universidad de Huelva y coordinador de este segundo trabajo.

Los seis fragmentos analizados tienen una composición posiblemente similar a las condritas carbonáceas (un tipo de meteoritos ricos en materia orgánica), pero son mucho más frágiles. “No parecen haber sufrido alteración química en su breve estancia en el medio interplanetario, algo que resulta muy interesante para corroborar el papel astrobiológico de estas partículas en el transporte continuo de agua y materia orgánica a la Tierra”, resalta Trigo.

http://www.rtve.es/noticias/20130607/lluvia-estrellas-draconidas-dejo-tonelada-material-tierra-2011/682320.shtml

Virus en Facebook

El virus Zeus comienza a 
propagarse por Facebook

La Flecha, 7 jun (Agencias).- El virus Zeus, uno de los troyanos más peligrosos que fue descubierto en 2007 por primera vez, ha vuelto a aparecer con una nueva estrategia. El último ataque de Zeus utiliza Facebook para infectar ordenadores, según ha informado Techspot.com. Provoca que el ordenador del usuario no se apague una vez activado.

Existen informes que advierten que el virus se adjunta en enlaces falsos de Facebook, y cuando se hace clic en el vínculo, se redirecciona a una página pidiendo al usuario que descargue un software común.

Cuando se inicia, el virus se descarga y se activa. A partir de ese momento cada vez que un usuario acceda a sus cuentas bancarias, contraseñas y números de cuenta, así como los números de seguro social y otra información confidencial, estará en peligro sin saberlo.

Otro virus similar a Zeus es el Eurograbber, que ha sido responsable del robo de casi 36 millones de euros a los usuarios europeos.

http://www.laflecha.net/canales/seguridad/noticias/alerta-el-virus-zeus-comienza-a-propagarse-por-facebook

Turquía

Excesivo neoliberalismo turco
amenaza a la ‘paz en casa’


Jacques N. Couvas. Ankara, 6 jun (IPS).- “Paz en casa, paz en el mundo”, es el lema oficial de la República de Turquía. Acuñado en 1931 por su fundador, Mustafa Kemal Atatürk, implica una relación causal, pero los hechos de esta semana en Estambul y otras ciudades del país sugieren que la causalidad también puede funcionar en orden inverso.

Las protestas de la semana pasada, los dos años de Primavera Árabe y el intenso malestar socioeconómico en el sur de Europa parecen estar derramándose sobre Turquía, que hasta ahora había permanecido sin problemas.

De todos modos, la economía es fuerte, aunque no tanto como lo fue, en términos generales, en la década pasada. A consecuencia, las similitudes que Turquía comparte con países del norte y el sur del Mediterráneo que también atraviesan una crisis tienen más que ver con un mal liderazgo.

El éxito financiero, alimentado por las inversiones extranjeras directas en lujosas propiedades inmobiliarias en Estambul y a lo largo de la costa turca del mar Egeo, y por la privatización masiva de empresas estatales, ha conferido una popularidad inédita al gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP), además de una mayor sensación de ser invencible.

Desde la victoria electoral del AKP en 2011, esta sensación se tradujo en una menor transparencia y responsabilidad por parte de figuras clave del gobierno. Recep Tayyip Erdogan, líder del AKP y primer ministro turco, así como un puñado de colaboradores cercanos, han desestimado ostentosamente los pedidos de asesores confiables de considerar las preocupaciones del ciudadano promedio y de ser más inclusivos del 50 por ciento de la población que no votó al AKP.

La falta de transparencia gubernamental, como en el sur de Europa, y la arrogancia hacia los ciudadanos y sus libertades fundamentales, como en Medio Oriente, han cimentado el camino hacia una manifestación explosiva de la sensación de que ya basta, que ha dejado tres muertos, 1.000 heridos y 1.700 arrestados.

Algunos observadores sostienen que la crisis empezó con un beso, refiriéndose a una prohibición emitida en mayo por las autoridades en Ankara de que las parejas realizaran demostraciones de afecto en áreas públicas, lo cual desató protestas juveniles en la capital. Otros señalan síntomas anteriores de descontento.

En mayo de 2012 y en el otoño boreal siguiente, Erdogan desafío los derechos de las mujeres a abortar y a practicarse cesáreas para dar a luz, proclamando reiteradamente que las mujeres debían tener como mínimo tres hijos. Las asociaciones feministas salieron a las calles.

Más recientemente, el parlamento turco, donde el AKP ocupa 326 de los 550 escaños, aprobó legislación que restringe severamente la promoción y el consumo de alcohol, y Erdogan prometió altos impuestos a las bebidas alcohólicas.

Los turcos secularistas, algunos de los cuales votaron al AKP en elecciones pasadas a causa del desempeño económico del gobierno, han empezado a quejarse de que Erdogan interfiere de un modo inaceptable con el estilo de vida de la gente.

Al mismo tiempo, los ciudadanos están cansados de una economía excesivamente liberal que ha aumentado la brecha de ingresos entre la burguesía y la clase trabajadora.

La decisión de convertir el único espacio verde del centro de Estambul en un centro comercial y un lujoso complejo de apartamentos, fue el disparador, más que la causa, de la llamada revuelta de Gezi, por el nombre del lugar.

Los edificios sobre la avenida Cumhuriyet, adyacente al parque, ya se demolieron para dejar espacio a un gran complejo de costosos comercios, residencias y centros comerciales, mientras que la plaza Taksim, emblemática de Estambul, será convertida en una gran mezquita.

Una investigación independiente publicada en 2012 por una organización no gubernamental mostró que Turquía, con 75 millones de habitantes, posee 85.000 mezquitas, 17.000 de las cuales se construyeron en los últimos 10 años.

En comparación, el país tiene 67.000 escuelas, 1.220 hospitales, otros 6.300 centros de salud y 1.435 bibliotecas públicas. El presupuesto anual del Ministerio de Cultura y Turismo es de menos de la mitad que el de la Dirección General de Asuntos Religiosos, que representa a los musulmanes sunitas del país (80 por ciento de la población).

Las inversiones extranjeras directas que ingresaron a Turquía desde 2002, principalmente de Qatar, Arabia Saudita y de fondos de pensión de Estados Unidos y Holanda, se han concentrado en especulativos proyectos de bienes raíces de alta gama. La cantidad de centros comerciales aumentó de 46 en el año 2000 a 300 en 2012. Solo Estambul tiene actualmente en construcción dos millones de metros cuadrados de esos emprendimientos, según la consultora internacional CBRE.

Una serie de privatizaciones anunciadas este año –un sistema ferroviario, la aerolínea nacional, las grandes empresas energéticas del Estado, la red de autopistas y puentes- proveerán fondos para asumir imponentes proyectos de construcción: un tercer puente sobre el Bósforo, un tercer aeropuerto en Estambul, un segundo Bósforo artificial que facilitará más desarrollos inmobiliarios lujosos, y la mezquita más grande de Medio Oriente, que se construirá en Estambul.

Las manifestaciones que empezaron hace 10 días fueron espontáneas y pacíficas, y parecieron reflejar la frustración ciudadana con un gobierno distante, pero la actitud de tolerancia cero adoptada por la policía y la declaraciones incendiarias de Erdogan y de algunos de sus ministros han transformado esto en una inesperada crisis política con implicaciones inciertas para la democracia turca.

IPS dialogó con personalidades políticas y conocidos periodistas que se mostraron reticentes a debatir la situación mientras esta se desarrolla.

La secretaría personal de Fetullah Gulen, teólogo musulmán turco y líder de un movimiento mundial que promueve el Islam moderado y el diálogo interreligioso, dijo a IPS que Gulen emitirá una declaración sobre el fin de esta semana.

Actualmente vive autoexiliado en el estado estadounidense de Pennsylvania, y lo siguen millones de musulmanes.

El presidente de Turquía, Abdullah Gül, y el vice primer ministro, Bulent Arinc, ambos conocidos por su madurez política y su moderación, han intentado ofrecer limitadas excusas por los abusos policiales contra las manifestaciones.

La verdadera prueba de fuego para la evolución del clima político del país tendrá lugar cuando Erdogan regrese del norte de África, a fines de esta semana.

Pero es improbable que la paz social se restaure con declaraciones similares a las que el mandatario formuló antes de su partida. “Presionaré con el proyecto Gezi: si ustedes no quieren un centro comercial, construiré una mezquita”, dijo, para luego agregar que los manifestantes son “maleantes”.

Para los expertos en política turca, el actual malestar tiene reminiscencias del estilo hegemónico del liderazgo del Partido Democrático de los años 50.

“En 1957, el primer ministro Adnan Menderes y el presidente Celâl Bayar estaban bastante confiados porque habían obtenido 47 por ciento de los votos en las elecciones”, dijo Huseyn Ergun, veterano político y actual presidente del Partido Social Demócrata.

“Habían empezado a imponer sanciones al partido opositor y a sus representantes. También tenían en el parlamento una comisión investigadora contra la oposición y destruyeron sitios emblemáticos de Estambul. Usted sabe cómo terminó todo esto”, agregó.

De hecho, estuvieron en el poder hasta 1960, cuando fueron derrocados en un golpe militar, historia que los turcos no quieren ver que se repita mientras vivan.

http://www.ipsnoticias.net/2013/06/excesivo-neoliberalismo-turco-amenaza-la-paz-en-casa/

¿Rigideces?

Artículo de opinión

La falsedad de atribuir el elevado desempleo a
las supuestas rigideces del mercado de trabajo


Por Vicenç Navarro
(Catedrático de Políticas Públicas en la Universidad Pompeu Fabra
y Profesor de Public Policy en The Johns Hopkins University)


Una de las consecuencias del enorme dominio que las fuerzas conservadoras tuvieron sobre el proceso de transición de la dictadura a la democracia (mal definido por los establishments políticos y mediáticos españoles como modélico) es, además de las enormes deficiencias y limitaciones de la democracia española y las grandes insuficiencias del Estado del Bienestar español (todavía hoy uno de los que tiene el gasto público social por habitante más bajo de la UE-15), el asfixiante monopolio que las ideologías y posturas conservadoras, favorables al mundo financiero y a las grandes empresas, tienen de los medios de información de mayor difusión del país. Tal monopolio explica la reproducción de posturas claramente ideológicas que se presentan como científicas.

Un ejemplo de ello es el atribuir el elevado desempleo en España a la excesiva fuerza de los sindicatos que se han pasado de rosca en la protección de los trabajadores fijos (los que se llama los “insiders”) y ello a costa de dificultar el acceso a los puestos de trabajo por parte de los que están desempleados (conocidos como los “outsiders”), que son los jóvenes y las mujeres. Se intenta así crear una división dentro de la clase trabajadora, de manera que el supuestamente excesivo apego de los fijos a su puesto de trabajo dificulta que los mas jóvenes y las mujeres puedan tener más trabajo. La política pública que se deriva de esta interpretación de la causa del desempleo es que los primeros dejen de tener protección y dejen de tener contratos fijos. Se argumenta así que si los empresarios pueden despedir fácilmente a los trabajadores, los mismos empresarios tendrán menos reservas en contratar a los desempleados. Su paradójica conclusión es que facilitar la destrucción de empleo estimula la creación de empleo.

Esta postura de que el elevado desempleo es debido a la excesiva protección de los “insiders” ha alcanzado en España la categoría de dogma. Y se reproduce incluso en círculos progresistas y de izquierda. Tal como he indicado al principio del artículo, la falta de diversidad ideológica de los mayores medios de información del país explica que estos argumentos ideológicos se presenten como “verdades” basadas en el conocimiento científico económico, a pesar de que este conocimiento muestra y documenta precisamente la falta de sostenibilidad empírica de los supuestos de dicho dogma. Veamos los datos.

Que la existencia de protección social del trabajador (lo que los neoliberales llaman “rigideces” en el mercado laboral) no es la causa del desempleo en España lo demuestra el hecho de que en Europa sean precisamente los países con mayor protección social los que tengan menor desempleo. Es precisamente en los países escandinavos, de mayor cultura y tradición socialdemócrata y donde los sindicatos han sido más fuertes, donde precisamente hay menores tasas de desempleo y mayores tasas de ocupación. El desempleo en Suecia (8%), Noruega (3,2%), Dinamarca (7,5%), Finlandia (7,7%) e Islandia (6%) es menor que el promedio de la UE (UE-27 10,5%; UE-15 10,6%). Y en Alemania, el modelo que, por regla general, se presenta como ejemplo de las “reformas laborales que deberían hacerse” (pensando en las reformas realizadas por el canciller Schröder y continuadas más tarde por la Sra. Merkel), el bajo desempleo se debe precisamente a la fuerza de los sindicatos que codirigen las empresas (una situación impensable en España) y que han forzado el reparto del tiempo de trabajo en lugar del despido. (Ver el artículo “El gobierno alemán no hace lo que predica”, Sistema, 10.05.13, donde hablo de la reforma alemana).

EEUU ha tenido mayor desempleo que la UE

Otro caso que muestra la escasísima credibilidad de las tesis insiders-outsiders es comparar la evolución del desempleo en EEUU con la de la Unión Europea. Se repite constantemente que el hecho de que EEUU tenga un desempleo menor que el promedio de la UE se debe a la mayor flexibilidad laboral del mercado de trabajo en EEUU (es decir, a la mayor facilidad de despedir al trabajador que tiene el empresario estadounidense) en comparación con la UE. Si así fuera, ¿por qué, entonces, el desempleo en EEUU fue mayor que el promedio de la UE durante la mayoría del periodo post II Guerra Mundial, cuando el mercado de trabajo de EEUU era ya más flexible que el de los países que más tarde formarían parte de la UE-15? En realidad, el desempleo en la UE comenzó a ser mayor que en EEUU a partir de los preparativos del establecimiento del euro, cuando las instituciones que gobiernan al euro dieron prioridad al objetivo de controlar la inflación sobre la creación de empleo.

La mayor causa del desempleo no se encuentra en el mercado de trabajo: se halla en las políticas macroeconómicas realizadas por el establishment europeo (incluido el español)

Y ahí está el punto clave, raramente visible en los medios que quieren culpabilizar a los sindicatos del elevado desempleo. El mayor desempleo en la UE se debe, en gran parte, al sistema de gobernanza del euro, muy distinto al sistema de gobernanza del dólar, y que refleja el dominio del capital financiero sobre la vida económica del continente europeo, un dominio casi absoluto y asfixiante, sin igual en otras partes del mundo. En realidad, la manera cómo se estableció el euro (ver mi artículo sobre este tema “Causas y consecuencias del euro”, Público, 26.07.12) fue el triunfo de la ideología neoliberal, debilitando a los Estados, forzándoles a desmantelar el modelo social europeo, que daba protección social al trabajador. Basta con ver los documentos y las declaraciones del Banco Central Europeo (BCE), de la Comisión Europea, del Fondo Monetario Internacional o del Banco de España para ver claramente las propuestas que estas instituciones financieras están haciendo para resolver el elevado desempleo en España, que consisten en intentar, por todos los medios, debilitar al mundo del trabajo llegando incluso a niveles de gran insensibilidad humana y social. Es ofensivo que estas instituciones, cuyos funcionarios están entre los mejor pagados en el mercado laboral y con una enorme estabilidad laboral, estén imponiendo recortes a personas en paro con muy pocos medios -incluso en su seguro de desempleo- con la ayuda de académicos que también gozan de los mismos privilegios, una situación que muestra el grado de agresividad y hostilidad de clase que estos establishments están practicando en contra de las clases populares.

En España, sin embargo, el elevadísimo desempleo tiene muy poco que ver con la situación en el mercado de trabajo, como lo muestra que todas las reformas encaminadas a “flexibilizar” tal mercado hayan aumentado en lugar de disminuir el desempleo, con grandes descensos de los salarios. La evidencia de que el elevado desempleo se debe a otras razones, casi nunca visibles en los medios, es abrumadora. El hecho de que EEUU tenga un desempleo menor que los países de la eurozona se debe a que en EEUU existe un gobierno federal con un Banco Central Estadounidense (el Federal Reserve Board, FRB) que tiene como objetivo tanto estimular el crecimiento económico y la creación de empleo como controlar la inflación. El comportamiento de la institución liderada por el Sr. Bernanke (FRB) es casi opuesto al seguido por el BCE, liderado por el Sr. Draghi y antes por el Sr. Trichet.

La gran pobreza de la infraestructura social y física de España

Otra causa es la enorme pobreza de la infraestructura social y física de España, resultado, a su vez, de la enorme pobreza de recursos del Estado (sea este central, autonómico o municipal). Y los datos hablan por sí solos. España es uno de los países que tiene los menores ingresos al Estado, menor empleo público y menor desarrollo de los servicios públicos del Estado del Bienestar. Todo ello es resultado de una enorme regresividad fiscal, situación que comparte con los otros países PIGS (Grecia, Portugal e Irlanda) que están en mayores crisis (ver mi artículo sobre la crisis de los países periféricos “Por qué no se está resolviendo la crisis actual en España y qué debería hacerse para salir de ella”, Sistema, 29.07.11).

Estas grandes insuficiencias han sido ocultadas debido a las burbujas, consecuencia de comportamientos especulativos que caracterizan el desarrollo económico del país (resultado, a su vez, de la enorme concentración de las rentas y del carácter especulativo de las instituciones financieras españolas, apoyadas por las europeas, y muy en especial alemanas, donde se depositan las rentas derivadas primordialmente del capital).

Una última observación. El lector debería ser consciente (y actuar frente a ello) de la escasísima pluralidad de los medios. Ninguno de los cinco rotativos más importantes del país (o canales de televisión) publicaría este artículo. En realidad, los artículos semejantes han sido rechazados. Admito que esto podría deberse a las insuficiencias del artículo o de su autor, pero, francamente, no creo que este sea el caso. A riesgo de parecer inmodesto, el hecho de que el autor sea uno de los científicos españoles más citados hoy en la literatura científica internacional muestra que su escasa aparición mediática no se debe a las posibles insuficiencias del autor. La única y exclusiva causa es que presenta datos que cuestionan la asfixiante sabiduría convencional que está arruinando el país.

Ante este hecho, el lector no puede permanecer pasivo. Le ruego que distribuya ampliamente este artículo y otros semejantes (ver mi blog www.vnavarro.org y el blog “ganas de escribir” de Juan Torres) y que lo envíe como protesta a los diarios y canales de televisión, así como a los tertulianos que constantemente propagan las tesis de que el desempleo lo crean los propios trabajadores, al aferrarse a su puesto de trabajo. Ante esta falsedad, cualquier persona con sensibilidad democrática debería, no solo indignarse, sino rebelarse y movilizarse para denunciar el ataque al bienestar de nuestra población. No hacer nada y estar en silencio es hacerse cómplice de tal canallada. Y lo que está ocurriendo no puede definirse de otra manera.

http://blogs.publico.es/dominiopublico/7017/la-falsedad-de-atribuir-el-elevado-desempleo-a-las-supuestas-rigideces-del-mercado-de-trabajo/